Yuri Gagarin, el primer hombre en el espacio

0
66

Por: Germán Puerta, divulgador científico

El cosmonauta ruso Yuri Gagarin (Klushino, Rusia, marzo 9 de 1934) fue el primer ser humano en orbitar la Tierra y contemplarla desde el espacio.

Gagarin fue el prototipo del “nuevo hombre” soviético. De origen humilde y dotado de una simpatía arrolladora, poseía el perfil perfecto para convertirse en el cosmonauta que conquistaría el espacio en un momento en el que las dos superpotencias mundiales, Estados Unidos y la Unión Soviética, competían en todos los campos en la “guerra fría”.

Gagarin provenía de una familia modesta, y antes de alistarse en las fuerzas aéreas, donde alcanzó el grado de oficial, trabajó en una fundición y después en una fábrica de tractores agrícolas. Según su hija, Elena Gagarina, durante la Segunda Guerra Mundial un avión soviético fue derribado cerca del pueblo donde residía la familia Gagarin. El joven Yuri y un amigo rescataron al piloto y lo escondieron de las tropas nazis. Fue en ese momento cuando Yuri descubrió que quería ser piloto.

En 1959 el Kremlin dio luz verde al proyecto de enviar a un hombre al espacio tras haber puesto en órbita a la perrita Laika. La preselección de candidatos comenzó en todas las bases aéreas del país. Las características del perfil solicitado eran: piloto joven, excelente forma física y no más de metro setenta de altura. Gagarin compitió con varios candidatos y sacó las mejores notas en la serie de experimentos y pruebas para determinar su resistencia física y psicológica.

El miércoles 12 de abril de 1961, Gagarin se convirtió en el primer ser humano en viajar al espacio exterior. El nombre escogido para la nave fue Vostok 1. La duración total del vuelo fue de 108 minutos: nueve para entrar en órbita y luego una órbita alrededor de la Tierra. Durante el vuelo, Gagarin se limitó a hablar por radio y comer algo, con el objetivo de saber si un ser humano podía comportarse de manera “normal” en gravedad cero.

Durante la maniobra de reentrada en la atmósfera terrestre, como estaba previsto, a 7 km de altura Gagarin fue expulsado de la cápsula y descendió en paracaídas, pero no en el punto previsto sino cerca de un pueblo llamado Smelovka, donde una campesina asustada lo confundió con un extraterrestre debido al traje naranja que vestía, a lo que Gagarin le contestó: “Ciertamente, sí, pero no se alarme, soy soviético”.

El gobierno soviético aprovechó la fama del cosmonauta para hacer propaganda; incluso llegaron a prohibirle regresar al espacio para preservar su vida, aunque si se le permitió pilotear aviones. Gagarin fue nombrado “Héroe de la Unión Soviética” y condecorado con la Orden de Lenin. Tuvo una enorme fama internacional y durante varios años viajó por el mundo promocionando su hazaña, reuniéndose con reyes, presidentes, políticos, científicos, artistas y músicos. Pero el 27 de marzo de 1968, un desgraciado accidente aéreo como copiloto de un avión militar le causaría la muerte a este héroe mundial que le abrió el camino a la exploración humana del universo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here