Solar Orbiter: La sonda que llegará al sol en 2020

0
15
Imagen: Pixabay

Por: Nicolás Santiesteban, periodista de Mi canal 4.0

Una sonda espacial es una máquina construida para recolectar información sobre un objeto celeste específico que se encuentre en el espacio exterior. La dirección de estas, se encuentra previamente determinada, en dirección al objeto de interés. Son completamente autónomas, lo que significa, que no llevan ningún tripulante.

Solar Orbiter, es un proyecto liderado por la Agencia Nacional Europea (ESA), en conjunto con la NASA y construido por Airbus, compañía francesa dedicada a la construcción de aviones civiles en diferentes países europeos, específicamente, en la ciudad de Stevenage (Inglaterra). Desde octubre de 2018, en Munich (Alemania), la sonda ha sido sometida a pruebas de vibración, térmicas y de vacío, todas fueron exitosas, por lo que el 31 de octubre de este año, se trasladó a la estación espacial de Cabo Cañaveral (Estados Unidos), donde se tiene previsto que el 6 de febrero de 2020, despegue con rumbo al sol.

La sonda en principio, estará a 42 millones de kilómetros del sol, la más cercana a esta estrella que se haya registrado, pero con cada órbita que de sobre este cuerpo celeste, disminuirá su distancia. La parte de la nave, que de la cara al sol, tendrá temperaturas de 500° C, mientras que las partes que permanezcan en la sombra, soportan temperaturas de -180° C.

Son muy importantes este tipo de investigaciones. El sol es una estrella indispensable en la vida de todo ser terrestre, ya que nos provee luz, calor y energía” menciona Alejandro Suarez, profesional en Astronomía de la Universidad de Antioquia “Cualquier actividad que ocurra en el sol, tendrá repercusiones en todos los objetos de la vía láctea, incluyendo por supuesto la tierra (…) Estas investigaciones, son de gran importancia, ya que nos ayudan, a conocer y descubrir mejor a nuestra estrella materna, y por ende nuestra galaxia”, dice,

Solar Orbiter, se encargará de recopilar información acerca como la actividad solar, se genera e interactúa con la heliosfera, una inmensa burbuja formada por el viento solar, que se extiende más allá de la órbita de Plutón. Para lograr esto, llevará telescopios que apuntan directamente al sol, para captar la luz que emiten sus distintas capas, e instrumentos que se encargarán de tomar muestras de la materia, además, de los campos eléctricos y magnéticos que emite.   

“Solar Orbiter está listo para responder algunas de las mayores preguntas científicas sobre nuestra estrella, y sus datos nos ayudarán a proteger mejor nuestro planeta de los desafíos globales del clima espacial “, dice Günther Hasinger, Director de Ciencia de la ESA, en un comunicado publicado en la página de la Agencia Nacional Europea, el 18 de octubre de 2019.

Las sondas Ulysses (1990-2009) y SOHO (1995-Vigente), son las pioneras en el acercamiento y la recopilación de datos sobre el sol. El 13 de agosto de 2018, fue enviada hacia el sol, la sonda parker, la cual, está determinada para dar 24 órbitas alrededor del sol, siendo la última, la más cercana a este. Se estima que en 2024, debido a la proximidad que tendrá con el sol, esta sonda dejará de funcionar.

El sol, la estrella más grande de nuestra galaxia, aún posee preguntas y misterios, que no hemos podido resolver. Allí radica la importancia, de este tipo de investigaciones, ya que sus resultados, podrán esclarecer nuestro panorama sobre los fenómenos del universo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here