¡Sí hay futuro! Transición Energética Justa

0
18
Flyer: Censat Agua Viva

Por: Felipe Giraldo, periodista de Mi canal 4.0

Los días 28 y 29 de noviembre, la Universidad Konrad Lorenz en Bogotá (sede Chapinero) abrirá sus puertas al debate del futuro de las energías limpias y comunitarias en Colombia y América Latina y otros esfuerzos para enfrentar la crisis climática.

Más de medio centenar de líderes, lideresas y organizaciones campesinas, pescadoras, barequeras, agricultoras, afrodescendientes e indígenas de regiones como Santander, Antioqua, Cauca, Bajo Sinú, Meta, Chocó, Guajira, Quindío y Caquetá, entre otras, ya están en Bogotá para hacer un “intercambio de saberes” con sus pares procedentes de otras regiones del mundo como Ecuador, Bolivia, Brasil, Uruguay, Argentina, El Salvador, Venezuela, Costa Rica, Guatemala, Cuba, México, Alemania, Suiza y Holanda.

“La idea es debatir y compartir sus planteamientos y experiencias en relación con las llamadas energías alternativas y la transición energética de las que se habla hoy en el mundo”, aseguró Juan Pablo Soler, integrante del movimiento nacional Ríos Vivos Colombia y del comité organizador de la Conferencia Nacional e Internacional Construyendo Justicia Climática y Transición Energética.

  • ¿Qué entienden las comunidades por transición energética?
  • ¿Por qué en un escenario de crisis climática, la energía no debería ser una mercancía?
  • ¿Qué están haciendo las comunidades frente a la crisis ambiental en sus territorios?

Estos y otros interrogantes serán abordados por más de un centenar de líderes ambientales que durante dos días deliberarán sobre las estrategias que permitan llevar a Colombia a un escenario de transición energética, en sintonía con los derechos de los pueblos a disfrutar del bien público de la energía y de los desafíos del cambio climático.

Para la ambientalista Tatiana Roa Avendaño, el tema de la soberanía energética nos lleva a pensar en la energía como bien colectivo y no como mercancía: “la transición y el mundo que nos imaginamos implica una relación muy estrecha con la naturaleza y con la energía, así como el que produce alimentos sabe cómo acceder al agua para producirlos”.

“Sin petróleo, sí hay futuro!”, advierte la coordinadora del área de energías de la organización Censat Agua Viva, entidad que este 28 de noviembre cumple 30 años de labores.

“Yo hago parte de una red llamada Oilwatch, que hace resistencia a la actividad petrolera. En 1996, durante la Cop 3 en Kioto, Japón, nos atrevimos a promover una moratoria a la actividad petrolera y empezamos a plantear ya y a pensar en un mundo sin petróleo”.

Hoy, 23 años después, el debate sobre la importancia de “dejar el petróleo en el subsuelo” cobra vigencia ante los recientes anuncios de la ONU, según los cuales, para 2030 la producción mundial de petróleo aumentará 120%, y su llamado a los líderes del mundo de no seguir en contravía de las evidencias científicas de “descarbonizar la economía”, si no queremos rebasar la meta deseada de no elevar la temperatura de la Tierra por encima de 1.5 grados en los próximos 10 años, con consecuencias impredecibles para el planeta.

“Con las luchas de Nigeria, que denunció los impactos de la Shell en el Delta del Río Niger y que costó la vida de nueve activistas nigerianos condenados a muerte por la dictadura, entre ellos el artista Ken Saro Wiwa, poeta nigeriano que fue candidato a Premio Nobel de Literatura; de los U´wa en Colombia, que reconocen el petróleo como la sangre de la Tierra; de los indígenas y activistas ecuatorianos contra la actividad petrolera en el Amazonas, cobra más vigencia la noción de “dejar el crudo en el subsuelo””, advierte Tatiana Roa.

Es por esto que destacados líderes ambientales como el activista y académico argentino Pablo Bertinat, la  uruguaya Karin Nansen, presidenta de Amigos de la Tierra Internacional y la brasileña Sonia Mara, integrante del Movimiento de Afectados por Represas de Brasil, estarán exponiendo sus ideas y propuestas en la Universidad Konrad Lorenz, los días 28 y 29 de noviembre.

Durante estos dos días habrá una conferencia internacional en la Universidad Konrad Lorenz sede Bogotá, en el sector de Chapinero, la cual lleva por título “Construyendo Justicia Climática y Transición Energética” y será motivo también para celebrar los 30 años de labores de la organización ambiental Censat Agua Viva.

Para mayor información: www.censat.org

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here