#Mejorsinplásticos, campaña de Greenpeace Colombia para reducir el consumo de plásticos de un solo uso

0
32
Foto: Mi canal 4.0

Por: Sandra Aristizábal

A propósito del día Nacional de las Organizaciones Ecológicas y Ambientales, Greenpeace Colombia, organización ecologista internacional sin fines de lucro con sede en Colombia, durante los días 9, 10 y 11 de agosto, sensibilizó a los visitantes del Museo de la Extinción, que estuvo ubicado en plena zona T de Bogotá, sobre el uso de los plásticos de un solo uso.

“El museo de la extinción fue una apuesta artística para que la gente conociera la problemática del plástico en Colombia, todas las marcas que  están extintas hace más de 30, 20, 10 años en el país, la contaminación de sus productos hoy en día aun convive por plástico. Encontramos sus envases, bolsas, botellas en nuestros ríos y manglares,  todos estos elementos que estuvieron expuestos son porque los hemos encontrado en los recorridos y limpiezas que hemos hecho registrando la problemática de la contaminación en nuestro territorio nacional”, dice Diego Leal, referente de gestión de Greenpeace Colombia.

Glemo, un producto de higiene capilar en Colombia emblema entre 1976 y los 80´s, se dejó de comercializar en esta década, sin embargo, sus empaques plásticos de un solo uso aún no desaparecen.

Foto: Mi canal 4.0

Silvia Gómez, directora de Greenpeace Colombia aseguró que “en Colombia se consumen 1.250.000 toneladas de plásticos por año, y más de la mitad son de uso único. Algunos de esos plásticos tardan cerca de mil años en desaparecer. En el museo se muestran las consecuencias de su uso desmedido. Nuestro objetivo es que, al finalizar la experiencia, cada ciudadano sea más consciente de los efectos de usar un pitillo o una bolsa plástica, entre otros elementos que solo usamos una vez”.

Pero, ¿cuáles son los plásticos de uso único?

De acuerdo con el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, son aquellos plásticos que se utilizan por un corto periodo de tiempo y no se vuelven a utilizar, por ejemplo: pitillos, vasos, cubiertos, platos desechables, tapas, envases, entre otros, de los cuales equivale al 56% de 24 kilos de plástico que consume una persona al año en Colombia.

Según la empresa antioqueña Enka el PET se puede reutilizar infinitas veces, sin embargo, en el país solo se recicla el 31% de este material, cuando el promedio mundial es de 77%.

Para mitigar esta problemática que va en crecimiento, Diego Leal recomienda un cambio de hábitos, por ejemplo: 

  • Llevar nuestra bolsa ecológica al supermercado, llevarla a la panadería.
  • Si tienes una mascota, no utilices las bolsas, utiliza papel periódico, es biodegradable.
  • Deja de utilizar pitillos, es algo súper innecesario.
  • Cargar con nuestro kit “anti plástico” como nosotros le llamamos y consiste en cargar con nuestros cubiertos de bambú o de metal, con un pitillo de metal, nuestra servilleta de tela.
  • Reciclar materiales como el icopor, cartón, vidrio y disponerlo de la manera correcta para que se pueda re utilizar.

“Hay muchos hábitos que podemos cambiar y ser más sostenibles. La palabra que debemos utilizar es sostenible porque hoy en día la industria ya esta hecha para que generemos más y más contaminación y no para que la hagamos mas sostenible, entonces claro, es un riesgo para la industria de pronto eliminar varios de esos productos pero es un riesgo mayor tener que seguir contaminando nuestros ecosistemas o no saber que hacer, por ejemplo, con las islas de plástico que hay en el pacifico” agrega.

Y en materia normativa y con el objetivo de impulsar la economía circular y el crecimiento verde, el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible por medio de la resolución 1407 de 2018 reglamentó la gestión ambiental de los residuos de envases y empaques de papel, cartón, plástico, vidrio y metal, que fomenta el aprovechamiento, la innovación y el ecodiseño de los envases y empaques que se ponen en el mercado. (Le puede interesar: CRIS, el proyecto de economía circular creado por dos cenntenials de 16 y 17 años).

La norma establece a los productores la obligación de formular, implementar y mantener actualizado un Plan de Gestión Ambiental de Residuos de Envases y Empaques, en el marco de la responsabilidad extendida del productor, que debe ser presentado ante la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales.

“La resolución reglamenta el uso posconsumo de envases y empaques, y le da una responsabilidad a los productores para que hagan la gestión de esos residuos y tener puntos limpios de recolección para hacer el aprovechamiento posteriormente. Esto va a generar que cerca de 800 empresas estén vinculadas a este programa posconsumo y va a tener un enorme impacto en el aumento de los niveles de reciclaje en el país”, explicó el ex Ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Luis Gilberto Murillo.

Para unirse a la campaña #Mejorsinplásticos ingrese a https://www.greenpeace.org/colombia/involucrate/colombia-mejor-sin-plasticos/ aquí va a encontrar la petición de Greenpeace frente al Ministerio del Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible para que haya una Colombia sin plásticos.

El museo contó con distintas obras que visibilizaron la problemática de la contaminación por plásticos que terminan en los océanos, manglares y playas y permanecen en estos ecosistemas durante miles de años provocando la muerte de especies marianas que confunden el plástico con su propio alimento.

El museo es itinerante y continuará su recorrido por las universidades del país.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here