Los Bosques Tropicales la situación actual en el mundo y en Colombia

0
38
Foto: Fundación Ecotropics

Por: José Arturo Restrepo Aristizabal, director y ejecutivo de Ecotropics

A medida que el mundo busca disminuir las tendencias sobre el calentamiento global y sus efectos en la variabilidad y el cambio climático, salvaguardar los bosques tropicales y las comunidades que dependen de sus servicios ecosistémicos, son la solución climática principal. Sin embargo, la degradación y la deforestación continúa, sacrificando los beneficios de regulación, soporte y provisión que las infraestructuras ecosistemas forestales; las cuales nos suministran a largo plazo bienes y servicios, algunas veces son para obtener ganancias a corto plazo de acuerdo a una dinámica de mercado sin responsabilidad socioambiental corporativa o una omisión en la política pública.

Según Rhett Buttler, periodista ambiental, los bosques lluviosos tropicales aún cubren en la superficie terrestre más de dos terceras partes, pero se encuentra en fragmentos remanentes. Apenas hace algunos miles de años, los bosques lluviosos tropicales cubrían el 12 por ciento de la superficie terrestre o cerca de 15.5 millones de kilómetros cuadrados, pero actualmente, menos del 5 por ciento de la superficie terrestre está cubierta con estos bosques aproximadamente 625 millones de hectáreas.

Foto: Fundación Ecotropics

Desde que los humanos comenzaron a talar bosques, el 46 por ciento de los árboles han sido talados, según un estudio realizado en el 2015 en la revista Nature. Alrededor del 17 por ciento de la selva amazónica ha sido destruida en los últimos 50 años, y recientemente las pérdidas han aumentado.

Foto: Fundación Ecotropics

Necesitamos árboles tropicales por una variedad de razones, entre las cuales se encuentra que absorben no solo el dióxido de carbono que exhalamos, sino también los gases de efecto invernadero que atrapan el calor que emiten las actividades humanas. A medida que esos gases ingresan a la atmósfera, aumenta el calentamiento global. Una sola cubierta de árboles tropicales puede proporcionar el 20 por ciento de la mitigación climática necesaria durante la próxima década para cumplir con los objetivos establecidos en el Acuerdo de París.

¿Son los bosques tropicales Infraestructuras Ecosistémicas Forestales?

Estimado lector, así como el acueducto, el puente, la carretera, los bosques también son infraestructuras y deberían ser consideradas como tal. Según datos del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, los Bosques en Colombia nos aportan lo siguiente:

En el país se aprovechan cerca de 500 especies forestales, para un consumo aparente cercano a los 3,5 millones de metros cúbicos por año y un subregistro del 40%.

• Los bosques suministran cerca de 9 millones de toneladas de leña, para consumo doméstico e industrial, prestan los servicios de la regulación y el suministro de agua para consumo humano y procesos industriales.

• Igualmente permiten la recarga de los embalses para la generación de hidroenergía, la cual es equivalente al 70% del consumo total nacional, como también otros servicios ambientales.

Con 59.9 millones de hectáreas de bosque natural, equivalentes al 52.2% por ciento de su territorio, Colombia es el tercer país de Suramérica con mayor área en bosques, un país de vocación forestal.

• La Ley Segunda del año 1959, mediante el cual el Congreso de Colombia, estableció siete zonas de reserva para la protección y uso sostenible de los bosques en el país, constituye uno de los más tempranos reconocimientos de que la inmensa riqueza y extensión de nuestros bosques debe considerarse parte fundamental de la consecución de los objetivos de desarrollo nacionales.

Causas de la deforestación y la degradación de los bosques tropicales

Foto: Fundación Ecotropics

La falta de planeación del uso del suelo, el monocultivo, el pastoreo del ganado, la minería ilegal y todos estos agentes y motores combinados representan más de la mitad de toda la deforestación. Las prácticas de extracción forestal (tala, entresaca) sin conocer las dinámicas de sucesión ecológica, la cual le puede tomar a un bosque amazónico más de 60 años en recuperar su “estado original”, nos está llevando al colapso ambiental.  

Los madereros, algunos de ellos que actúan ilegalmente, también construyen caminos para acceder a bosques cada vez más remotos, lo que lleva a una mayor deforestación generando un fenómeno conocido como espina de pescado. Los bosques también se talan como resultado de pulsos socioeconómicos y falencias en leyes adaptativas por parte de la administración pública en los países tropicales.

¿Por qué hoy en el Día Internacional del Bosque Tropical nos importa generar conciencia para reducir la deforestación y qué se puede hacer?

La deforestación afecta a las personas y la vida silvestre (flora y fauna) donde se talan los árboles, así como al aumento de GEI por el ciclo de vida de los productos madereros. Millones de personas que viven en áreas de bosques tropicales dependen de ellos para su subsistencia e ingresos, muchos de ellos, estamos, entre los pobres rurales del mundo. El ochenta por ciento de las plantas y animales terrestres de la Tierra viven en bosques, y la deforestación amenaza a especies claves de flora y fauna y muchas especies de aves endémicas y migratorias. La eliminación de árboles priva al bosque de porciones de su dosel, que bloquea los rayos del sol durante el día y retiene el calor durante la noche. Esa interrupción conduce a cambios de temperatura más extremos que son perjudiciales para las plantas y los animales.

Sin embargo, los efectos de la deforestación llegan mucho más lejos. La selva tropical de América del Sur, por ejemplo, influye en los ciclos hídricos nacionales y globales, y es clave para el suministro de agua doméstica y rural. En el ciclo hidrológico regional, el Sistema Andes-Amazonas efectivamente ayuda a proveer agua a las comunidades e industria aguas abajo. La pérdida en cantidad y calidad de agua junto con la biodiversidad de todos los bosques neotropicales podría tener muchos otros efectos que todavía no conocemos.

Los números son sombríos, pero en Colombia la Fundación Ecotropics en alianza con el Senado de la República estableció El Foro Mundial de Soluciones Climáticas (FMSC) / World Climate Solutions Forum (WCSF) como un espacio de diálogo y acción internacional que conforma una red global de legisladores y parlamentarios que colaboran entre sí. Ha sido establecido en Bogotá (Colombia) por una Mesa Directiva conformada por diez (10) Senadores de diferentes partidos políticos.

El establecimiento del FMSC representa un modelo único que brinda, a los parlamentarios del mundo, la posibilidad de discutir abierta e informalmente sobre asuntos relevantes relacionados directa e indirectamente con el Cambio Climático y su impacto global y nacional, en un ambiente neutral, y temático. El Foro es el espacio ideal para conocer lecciones aprendidas sobre soluciones en la administración pública que ya han implementado otros parlamentos del mundo y construir consensos y proponer políticas públicas adaptativas a nivel Ejecutivo y Legislativo para reducir la deforestación y la degradación en Colombia.

Opera a través de grupos de trabajo concebidos para educar a legisladores de diversas formaciones y sectores, sobre el valor y la importancia de actuar de manera informada, coordinada, eficiente y responsable frente a los desafíos del Cambio Climático, de modo que conduzca a implementar medidas de adaptación, mitigación, compensación y resiliencia ante su evidente impacto, y extender su influencia hacia el uso asertivo de los recursos naturales sin menoscabo del desarrollo económico y social, la seguridad nacional, el alivio de la pobreza y la salud humanas.

A menudo, organizaciones externas, como empresas y organizaciones de la sociedad civil, participan en los eventos y programas a los que asisten los integrantes del FMSC. Esto aumenta la calidad de la información y crea oportunidades para establecer redes de contactos, conocer a sus homólogos, desarrollar relaciones productivas y duraderas, e impulsar un trabajo mancomunado que dinamice la economía circular, favorezca las inversiones para reducir la deforestación y cree las condiciones óptimas para una estabilidad jurídica del mercado del Carbono en Colombia que cada año tiene una demanda de 50 millones de dólares gracias al trabajo legislativo del Congreso de Colombia por aprobar el Impuesto al Carbono, y que hoy en día es el único mecanismo de mercado capaz de reducir las tasas de deforestación actuales en el país.

De acuerdo con el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam), en 2017 fueron deforestadas 219.973 hectáreas de árboles, el 65,5 por ciento concentrado en la Amazonia. Esta nueva cifra significa un aumento del 23 por ciento con respecto a 2016, cuando se arrasaron con 179.000 hectáreas.

La Fundación Ecotropics Colombia hace parte de las #soluciones #climáticas con dos proyectos uno  sobre deforestación evitada (200,000 ha) y otro de restauración inducida para saber más visite “Reducción de Emisiones para detener la Deforestación y Degradación de los bosques (REDD+) y sus Infraestructuras Ecosistémicas para la Comunidad Antioqueña” http://ecotropics.org/proyecto-antioquia/ ,  y el Programa Andes Action “Polylepis Colombia” para reforestar las especies Polylepis serícea y Polylepis quadrijuga https://www.globalforestgeneration.org/ecotropics  

http://ecotropics.org/proyecto-antioquia/ ,  y el Programa Andes Action “Polylepis Colombia” para reforestar las especies Polylepis serícea y Polylepis quadrijuga https://www.globalforestgeneration.org/ecotropics  

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here