Hoy es el Día Internacional en Defensa del Manglar

0
64
Foto: Pixabay

Por: Vietnam Rafaela Pereira Poveda Bióloga, Esp. Gestión Sostenible

“Día internacional en defensa del manglar”, es un nombre fuerte para un día. Es un nombre que nos alerta de una (o varias) amenazas que enfrentan los manglares y que a la vez nos invita a defenderlos… y este es el punto en el que nos detenemos a pensar qué es el manglar; por qué hay que defenderlo y de quién o de qué.

Comencemos por el principio; los manglares son conjuntos de ecosistemas característicos de una zona determinada y que están definidos por las especies animales y vegetales que la componen, esto es conocido como un bioma. Entonces bien, estos biomas son muy especiales, dado que están en zonas costeras y la vegetación predominante son los mangles, que le dan el nombre, y que son árboles que toleran la sal de las aguas marinas.

Además de los mangles, en los manglares hay una gran diversidad de plantas más pequeñas y de animales de diversos tipos, gracias a que los mangles tienen una parte terrestre y una acuática; es decir, proveen hábitat a especies animales terrestres y aéreas en sus ramas y follaje; y a especies acuáticas en sus raíces. Esta característica hace a los manglares muy especiales, pues son la casa, temporal o permanente de muchas especies animales.

La parte terrestre de los manglares tiene estructura de bosque, genera un clima especial, más fresco que fuera de él, mantiene una humedad en el ambiente y la radiación del sol es más baja que en los alrededores, gracias a la sombra que brindan las hojas de los mangles. Este es un ambiente muy propicio para aves migratorias, para anfibios y para algunos mamíferos pequeños.

La parte acuática o sumergida de los manglares genera un ambiente de aguas calmadas con poca o ninguna corriente, con una temperatura estable y con muchos nutrientes, lo que hace que sea el lugar perfecto para que los animales marinos depositen sus huevos y mantengan a sus crías en las primeras etapas de su desarrollo; es como una guardería, como me decía uno de los mejores biólogos del país, el Dr. Germán Márquez Calle.

Al crecer en desembocaduras de ríos en los mares y bordeando zonas costeras, los manglares también equilibran los ecosistemas vecinos y evitan la erosión.

Estas son unas de las razones por las que es importante proteger los manglares. Pero, ¿de quién o de qué es necesario protegerlos? Lamentablemente la respuesta a esta pregunta es “de nosotros los seres humanos”. Además de todas las características maravillosas que ya hemos mencionados de los manglares, existen otras que hace que las personas devasten estos biomas. La madera de los mangles es de color rojo y es prácticamente indestructible; por esta razón los han talado históricamente tanto para construcciones (casas, puentes, diques), para usarla como combustible doméstico y para artesanías. Este uso desmedido hizo que la cobertura de mangle disminuyera dramáticamente y que el ecosistema entero entrara a ser protegido por diferentes organizaciones internacionales de defensa y protección de los recursos naturales.

Claro está que las afectaciones a los manglares no han sido únicamente directas por explotación doméstica o comercial, los fuertes cambios que se hacen a los diferentes ecosistemas relacionados con ellos, también los afectan gravemente. La alta contaminación de los ríos, que finalmente desembocan en los mares, ha hecho que los manglares, al igual que los arrecifes de coral, reciban altas cargas contaminantes que, al cambiar las características físicas y químicas del agua, causan la disminución o desaparición de animales, plantas, algas y demás organismos del manglar. La erosión de los ecosistemas continentales hace que los ríos reciban altas cantidades de sedimentos que al llegar a los manglares impactan negativamente la estabilidad  de las especies que allí viven. El aumento de la temperatura en el planeta, que causa deshielos en los polos incrementando lentamente los niveles de los mares en el mundo, va ahogando paulatinamente los manglares del planeta.

Foto: Pixabay

Como vemos, nuestras acciones tienen repercusiones a nivel global, tanto las buenas como las no tan buenas; así que los invito para que repensemos nuestra manera de relacionarnos con esta casa que tenemos y llevemos nuestras acciones a tener impactos positivos.

Si no conocen los manglares, los invito muy especialmente que vayan; son un universo hermoso y mágico, que al conocerlo entramos en contacto directo con el planeta y entendemos mucho mejor los impactos que generamos diariamente. En Colombia hay zonas de manglares muy hermosas tanto en el pacífico como en el atlántico

La invitación de hoy es a repensar nuestros comportamientos diarios, pensando en cómo estamos impactando los manglares.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here