Brigadas forestales de la Defensa Civil Colombiana detrás de esta noticia positiva

0
38
Foto: Defensa Civil

Por: Defensa civil

Uno de los programas bandera de la Defensa Civil Colombiana, DCC, ha contribuido a disminuir en un 99 por ciento la ocurrencia de conatos de incendio e incendios forestales en los cerros orientales de Bogotá.

Se trata de las brigadas forestales que están a cargo de la seccional Bogotá de la Fuerza Naranja. En total son tres las unidades especializadas con que cuenta la entidad para la prevención y contención de conflagraciones en los cerros tutelares de la capital de la República.

Mientras en 2010 se registraron un total de 823 conflagraciones en Bogotá, este año la cifra se estima en 581 a corte primero de septiembre. De estos, 38 correspondían a incendios en los cerros orientales hace una década y este año apenas se ha registrado uno en las laderas de Ciudad Bolívar. 

“En la Defensa Civil tenemos la capacidad para confrontar o contrarrestar cualquier incendio forestal. Otro aspecto para tener en cuenta es que la capital de Colombia, Bogotá, cuenta con un programa único en el país que está liderando el director de la entidad junto con el alcalde mayor”, dijo el coronel (r) Diógenes Serrano, director de la seccional capitalina.

¿Cómo funcionan?

La DCC posee un dispositivo de observación 24/7 sobre esta cadena montañosa al oriente de Bogotá, desde el norte hasta el sur. Hay puestos de vigía en puntos altos que tienen equipos de última tecnología (binoculares de largo alcance y cámaras térmicas) para detectar columnas de humo y cambios en la temperatura de la capa vegetal.

En la calle 197 con autopista está situado el vigía uno, pasado por otra estación en la Torre Colpatria (vigía 3) y culminando con el puesto de observación en el Parque Entre Nubes (vigía 9) en Usme, para un total de nueve puestos.

Los vigías alertan a la central de comunicaciones de la seccional Bogotá, situada en el barrio Galerías, y esta, a su vez, despacha un binomio motorizado para que efectúe una inspección ocular en las coordenadas señaladas previamente por los vigías. El tiempo de respuesta no supera los cinco minutos.

Cuando se comprueba el incidente forestal, entran en acción cualquiera de las tres brigadas forestales o todas en conjunto. Cada brigada está integrada por siete voluntarios, incluido el comandante de este dispositivo.

Las brigadas emplean vehículos de tracción 4 X 4, un vehículo de tracción 8 X 8 con dispositivo para bombear agua, herramientas especializadas para este tipo de emergencias (palas, azadones y rastrillos), bombas de agua de espalda y la posibilidad de instalar una piscina con una capacidad de tres mil litros para esparcir agua con mangueras de alta presión. 

Si bien es cierto que la responsabilidad primaria de la prevención y atención de incendios corresponde al Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Bogotá, la participación de las brigadas forestales de la Fuerza Naranja ha sido fundamental para la ciudad. 

“Las brigadas forestales nacen en 1998 con ocasión de los 46 incendios que ocurren en más de 20 cerros de la localidad, donde el control y extinción del fuego provocado en estos incendios generó una pérdida de la cobertura vegetal bastante importante y una afectación a las comunidades que viven en los cerros. De ahí nacen las brigadas forestales y su propósito es ayudar al Distrito capital en la extinción de fuegos”, indicó Ederley Torres, operativo de la seccional Bogotá.

Según datos de la Comisión Distrital para la Prevención y Mitigación de Incendios Forestales (CDPMIF), de los 823 incidentes registrados hace nueve años, 38 correspondieron a incendios que superaron cinco mil metros cuadrados, 11 a conatos y 603 a quemas. Hoy, las cifras son 38, 103 y 324, en forma respectiva.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here