2177 personas se suicidaron en Bogotá entre 2012 y 2018

0
21
Foto: Pixabay

Por: Valentina Vega periodista de Mi canal 4.0

A propósito del día Mundial para la Prevención del Suicidio, que se celebra cada 10 de septiembre, el Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses manifestó que durante el  periodo comprendido entre el  2012 y 2018 en Bogotá, se suicidaron un total de 2.117 personas entre los 20 a 35 años

La tasa de suicidios para la capital en el 2018 fue de 4 suicidios por cada 100.000 mil habitantes, donde el 77.9% de los casos son hombres. De acuerdo con el informe, las localidades de Chapinero, Teusaquillo y Usaquén mostraron las tasas más elevadas de suicidio consumado en Bogotá, sin embargo, localidades como Kennedy, Suba, Ciudad Bolívar y Engativá, son las localidades que agrupan el mayor número de casos durante el año 2018.

En un estudio más reciente, el Instituto Nacional de Medicina Legal encontró que entre enero y julio de 2019, se presentaron 1.458 casos de suicidio en Colombia, de estos, 1.153 son hombres, mientras que 305 son mujeres, estas cifras representan en total el 10,96% de las muertes violentas en el país durante los primeros siete meses del año. El pico más alto en el índice de suicidios según la edad, se encuentra entre jóvenes de 20 a 24 años con 214 casos.

Las ciudades con la tasa más alta de suicidios son, Bogotá con 216, Medellín con 113 y Cali con 51. A partir de estas cifras, es notorio que el mayor índice de suicidios se encuentra concentrado en tres ciudades grandes, donde los niveles de estrés llegan a generar conflicto con la cotidianidad de los individuos.

Pero, ¿Cuáles son las causas del suicidio?

Según el informe del año 2015 “Comportamiento del suicidio”, por Brígida Montoya Gómez, trabajadora social y Magíster en Salud Pública, los conflictos de pareja, enfermedades graves (físicas o mentales) y problemas en la economía, son los eventos desencadenantes de mayor frecuencia para cometer suicidio.

El mecanismo más utilizado para cometer un suicidio durante el 2018 fueron los generadores de asfixia mecánica (ahorcamiento), seguidos por los elementos tóxicos (envenamiento).

De acuerdo con el estudio, en su reporte de conducta suicida, la variable factores de riesgo o vulnerabilidad, se registraron casos en poblaciones campesinas, LGBTI, consumidores problemáticos de sustancias psicoactivas, personas bajo custodia y personas dedicadas a actividades políticas.

La Clasificación Internacional de Enfermedades – CIE – de la Organización Mundial de la Salud (OMS, 1993), la conducta suicida se considera un síntoma de un malestar o trastorno emocional o mental y no representa un diagnóstico en sí mismo y, en consecuencia, se debe revisar la presencia de otros síntomas emocionales o comportamentales que en conjunto hagan parte de su diagnóstico.

En ciertos casos, el suicidio responde al acumulamiento de cargas sobre una persona, sumado a depresión crónica y problemas cotidianos, que para alguien más pueden parecer insignificantes, pero para aquella persona con tendencias suicidas representan más motivos para acabar con su vida. Es importante que se visibilice el tema como un problema de salud pública que requiere continua atención.

De acuerdo con la OMS existen medidas de prevención básicas para evitar el suicidio, para ser aplicadas desde la misma ciudadanía, así como desde los gobiernos y entidades reguladoras de salud.

Cinco metas para promover la salud mental

En el Plan de Desarrollo Bogotá Mejor para Todos, y el Plan Territorial de Salud, el distrito formuló cinco metas para destinarlas a la promoción de la salud mental y la prevención de trastornos mentales y de comportamiento.

  • Diseñar e implementar la estrategia de información, educación y comunicación en salud mental.
  • Diseñar e implementar las estrategias para la prevención universal, selectiva e indicada de consumo e SPA en los espacios de vida cotidiana del Distrito Capital.
  • Canalizar personas identificadas con eventos y/o trastornos mentales y del comportamiento a rutas de atención integral identificadas en los espacios de vida cotidiana.
  • Levantar la línea de base de las condiciones de salud mental en el Distrito Capital.
  • Generar intervenciones de promoción de la salud mental y prevención de factores de riesgo a través de 4 canales de comunicación de la línea 106 las 24 horas del día.
  • Diseñar e implementar estrategias para fortalecer pautas de crianza y protección hacia la infancia y adolescencia definidas en los espacios educativos y de vivienda.

Actualmente en Bogotá, se encuentra operando el subsistema de vigilancia epidemiológica de la conducta suicida (SISVECOS), adscrito a la Secretaría de Salud que busca vigilar las instancias de la conducta suicida para generar mecanismos de alerta, prevención y detección temprana.

Si usted, un familiar o amigo se encuentra atravesando por un momento de crisis, con pensamientos suicidas, no dude en comunicarse a la Línea 106 “El poder de ser escuchado” Línea de atención, ayuda, intervención psicosocial y/o soporte en situación de crisis. Bogotá D.C. 24 horas de domingo a domingo Jornada Continua. Whatsapp: 3007548933

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here